miércoles, 6 de enero de 2016

Análisis: Contra

    Hay que ver que este mes el blog cumple cuatro años (cuatro añazos ya!!) y todavía no he hablado en él de uno de los dos primeros juegos que jugué en mi vida, Contra de NES, así que creo que ha llegado el momento de rendirle el homenaje que se merece.
    Pongámonos en situación, en el año 1988/89 (no puedo acordarme bien) un servidor se fue a vivir a Terrassa, un par de años después, entre los amiguitos que se hacían en el colegio, resultó que había uno con una Nintendo clónica, con un montón de juegos en memoria, con el que me llevaba la mar de bien, y resultaba que vivía en el portal de al lado del mío. La suerte quiso que nuestras madres se hicieran muy buenas amigas, así que pasé en su casa horas y horas, y entre la abrumadora cantidad de juegos que tenía en su consola habían dos que nos fascinaban y jugábamos día si día también, Super Mario Bros y Contra.


    HISTORIA
    La historia de Contra es algo a lo que jamás le he prestado atención, ya en su día no me paraba a cuestionar qué hacíamos disparando, a quién, ni por qué. 
    El caso es que con el paso de los años me enteré que el juego va de una especie de grupo terrorista alienígena con su consecuente invasión a la Tierra.


    APARTADO TÉCNICO
    El apartado gráfico siempre me pareció buenísimo, no en vano, mi experiencia como jugador en aquél entonces era nula, y casi cualquier cosa me parecía asombrosa, así que realmente guardo un gran recuerdo.
    Si algo tengo en mi mente como supremo, más allá de la paleta de colores o el diseño artístico de los niveles, es la música. A día de hoy es un aspecto claramente superado por infinidad de videojuegos, sin duda, pero para aquel entonces me pareció de lo más, perfectamente adaptada a cada situación que se daba en pantalla, casando como un guante con cada escena del videojuego, y aún a día de hoy me entra un nosequé por el cuerpo cada vez que oigo alguno de sus temas.


     APARTADO JUGABLE
    Contra es un juego de acción en tercera persona, en el que debes avanzar por los escenarios disparando a todo lo que se mueve y esquivando la lluvia de tiros y enemigos que se van sucediendo.
    El juego cuenta con un ritmo bastante alto, que te obliga a estar atento y concentrado, no en vano, su nivel de dificultad es grande, ya que cualquier contacto te mata, y al perder tus vidas tienes que volver a empezar desde el principio del juego, rasgo característico en los juegos de aquella época ya que era una forma de alargar la duración de los títulos, lo que, como consecuencia, hacía que te convirtieras en un auténtico especialista en el juego de turno que tuvieras.
    Un rasgo característico de este juego es la variedad de situaciones, así pues, aunque en principio se nos presente como un juego de disparos en avance lateral, hay secciones del título en que avanzamos en scroll vertical (ambas salpicadas con muchísimas plataformas), peleas contra jefes y escenarios que simulan 3 dimensionas dándonos una falsa sensación de profundidad, en las que la mecánica de juego varía drásticamente.

    Para mí éste fue un juego brutísimo, que me hacía quemar adrenalina a tope, no me imaginaba nada más bestia en la época, aunque he de confesar que a posteriori han habido juegos como Gunstar Heroes o, sobretodo, Metal Slug, que recogen el testigo, la fórmula, y la llevan a niveles con los que este Contra no puede ni soñar.
    Aún así me parece un juego desafiante, con un ritmo cojonudo, variado, adrenalínico, con cooperativo a 2 jugadores (algo que me encanta desde siempre) y muy rejugable.
    A pesar de ser consciente de que es un título ampliamente superado a todos los niveles, la nostalgia me atrapa al pensar en él y no puedo dejar de verlo como uno de los mejores juegos que jugué en la década de los 90.



13 comentarios:

  1. El primer juego de mi vida que me pasé en cooperativo, por ello ya te puedes imaginar el componente nostálgico que tiene a la hora de poder evaluarlo objetivamente. De hecho, no puedo.

    Es un juego de 10. Una maravilla imperecedera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En eso estamos, también es mi primer juego en cooperativo, y lo cierto es que se le queda a uno grabado a fuego en la mente.

      Y si, yo también pienso que no se puede ser objetivo en casos así, de hecho, ahí está la medalla de oro que le he puesto para puntuarlo, ni puedo ni quiero ser objetivo con un juegazo semejante.

      Eliminar
  2. No he jugado a Contra seriamente hasta este año y sigue pareciéndome, como dice SAeNcSA, un juego de 10 y una maravilla imperecedera. Jugué antes a Gunstar Heroes, a Metal Slug, a Alien Soldier o a Rocket Knight Adventure, así que no estoy impedida ni por la nostalgia ni por el desconocimiento del género. Este Contra simplemente me parece bestial en todos los aspectos: jefes, plataformas, velocidad y música. Divertidísimo y brutal, ¡qué suerte poder haberlo jugando en su día!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, el juego es bueno, eso está claro, y encima tiene el mérito de ser uno de los precursores del género.

      Además hay que reconocer que en lo jugable está tan bien ajustado que se hace difícil pensar en cómo mejorarlo.

      Luego ya está el tema de los gustos personales, a mi por ejemplo hay varios juegos de ese tipo que me gustan más, pero aún así a este Contra le tengo un cariño especial, lo pongo y me entra una sensación muy especial, no puedo evitarlo.

      Sea como sea, el caso es que se trata de un señor juegazo.

      Eliminar
  3. Mítico. Me había olvidado de los escenarios con perspectiva frontal. Y la portada también es mítica, con Sly y el Chuache cumpliendo el sueño a miles de niños que soñábamos con verlos juntos. Aunque la verdad, nunca leí que exactamente fueran ellos dos, jeje. Un salu2.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Según tengo entendido se supone que no son ellos dos, son dos personajes que nada tienen que ver y cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia X'D

      Ya sabes, las estratagemas para ahorrarte las licencias. Como dato curioso, de pequeño mis coleguillas y yo le llamábamos Rambo al juego, y nos creíamos (puesto que los juegos venían de Japón) que Contra era como se llamaba la película allí (todo ello deducido por nosotros mismos XD).

      Eliminar
  4. Juegazo que conocí por primera vez en su versión de Spectrum, que salió con el nombre de Gryzor, y bueno, realmente siempre me ha parecido muy buena versión, pero mucho mejor la de NES, que lo conocí todos los que lo jugaron en la época como Probotector. Un juego trepidante y muy bien hecho. Lo que nunca vi fue la recreativa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fíjate, no sabía que había una versión de Spectrum! :O

      Y lo de Probotector, ahora verás lo ignorante que era yo por aquel entonces.

      Cuando la época de la SNES, un colega tenía el Super Probotector, y por diseño de niveles, etc etc, yo siempre le decía que ese Probotector era una copia con Robots del Contra de NES, para que veas tú lo bien informado que estaba yo XD

      Eliminar
    2. No, si a mí me pasaba lo mismo. Cuando veía el Contra decía, pero si esto es lo mismo que Probotector pero con humanos xddd

      Eliminar
  5. En este mundo existen juegos que envejecen fatal, aquellos que lo hacen rallando lo regular, los que lo hacen bien, después los que a día de hoy se conservan fenomenal... y al final está Contra, la perfección convertida en píxel.

    Claro, has puesto ejemplos que llevan las mecánicas de Contra a niveles superiores... pero el tipo se conserva como casi ningún otro y la diversión que ofrece es infinita e inmediata.

    Lo siento, pero no puedo ser objetivo con este juego.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jejejeej veo que a ti también te encanta Contra, si señor.

      Claro, también es cierto que los juegos que cito son bastante posteriores, y que, probablemente, sin Contra no hubieran existido, sobretodo Metal Slug, que, bajo mi juicio, bebe muchísimo de Contra.

      Y tranquilo, no pretendo ni ser objetivo ni que lo seáis vosotros, lo bonito de todo es esto es compartir opiniones e impresiones subjetivas.

      Eliminar
  6. Contra es una de esas joyas atemporales que por muchos años que pasen siempre será un placer jugar. Como comentas es cierto que hay juegos posteriores que se pueden considerar más espectaculares o perfeccionados, pero Contra fue el que marcó el camino a seguir y todo lo que hace lo hace bien, ofreciendo un espectáculo lleno de acción y una jugabilidad tan simple como adictiva y efectiva.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy plenamente de acuerdo contigo, lo que hace lo hace la mar de bien, y es lógico que se supere con el tiempo, ya que éste no pasa en vano, pero este título fue el pionero, y marcó la pauta perfectamente, eso es un mérito tremendo.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...